sábado, 9 de febrero de 2008

tipos de sangre

"¿Cuál es tu tipo de sangre?" Si hay algo que todo mundo sabe y se preocupa por ello, es conocer su propio tipo de sangre y el de los demás. Esta especie de preocupación sobre el tipo de sangre está ampliamente difundida en Japón, donde es un factor muy importante para obtener un empleo, recibir educación, establecer grupos de amistades y encontrar pareja. Es común que las figuras públicas como artistas y políticos anuncien como parte de su curriculum su tipo de sangre, incluso personajes ficticios de anime o manga se les asigna un tipo de sangre de acuerdo a la personalidad que debieran tener. Esta cultura popular fomentada por los medios de comunicacion, ha sido adoptada como un estilo de vida que nadie cuestiona siquiera. Por supuesto la ciencia mundial no reconoce la relación entre el tipo de sangre y la personalidad de una persona, cosa que avergüenza a muchos cientificos y médicos nipones ya que es un hecho más esotérico que real.
Orígen de la "cultura" de la sangre.

En 1909 el científico austríaco Karl Landsteiner clasificó la sangre en los cuatro grupos que conocemos, A, B, AB y O. A partir de entonces se realizaron estudios en todo el mundo para determinar los grupos sanguíneos de las diferentes poblaciones, lo que condujo a una falsa teoría de que la mayoría de la población asiática tenía el tipo de sangre B. Algunos articulos de corte racista, aludían que las razas asiáticas pertenecían a un nivel inferior en la escala evolutiva, ya que la sangre tipo B no es muy común en la población caucásica pero sí es común en animales. Con esto, surgieron una serie de prejuicios racistas contra la población asiática, a lo cual Japón no estuvo de acuerdo y surge entonces esta obsesión por los tipos de sangre.
Por supuesto, en pleno auge de supremacías de sangre y razas que representó la segunda guerra mundial, Japón trató de desmentir a toda costa esta serie de prejuicios, llegando incluso a realizar artificios extraños a fin de vincular a toda costa la raza japonesa con la raza Aria. En 1916, el médico Hara Kimata publicó un artículo donde proponía un posible vínculo entre el temperamento y el tipo de sangre, por lo que durante las décadas de 1930-1940s se dió un gran fomento a esta idea principalmente con los escritos publicados en 1927 por Takeji Furukawa llamados "El estudio del temperamento mediante el tipo de sangre". En 1925, las fuerzas militares clasificaron los tipos de sangre de sus soldados, a fin de identificar sus fortalezas y debilidades mediante su tipo de sangre, estudio mediante el cual no llegaron a ninguna conclusión.
El interés popular por este tema resurgió en 1971, cuando Nomi Masahiko escribió el libro "Lo que los tipos de sangre revelan sobre la compatibilidad". Este libro, que se ha convetido en la "Biblia" de los creyentes de esta cultura de la sangre, ha tenido un fuerte impacto en las relaciones interpersonales, laborales y familiares de la sociedad nipona, a tal punto de que en los ultimos tiempos, aún con el avance de la ciencia y de la tecnología, todavía se sigan este tipo de preceptos claramente incompatibles con el desarrollo de la ciencia moderna.

Tipo "A"

Tipo "B"

Tipo "AB"

Tipo O
Tipos de sangre expuestos a un reactivo.
Cuando los glóbulos rojos se aglutinan (se juntan como manchas)
eso indica entonces el tipo de sangre.
Arriba, el reactivo A, abajo el B.


Qué ha hecho la ciencia japonesa moderna para clarificar este hecho.

El primer estudio serio fué realizado por Takuma y Matsui en 1985, para examinar las relaciones entre la personalidad y los tipos de sangre, empleando el método Edwards. Hasegawa usó el método Yatabe-Guilford para hacer lo mismo.Naturalmente, ninguno encontró evidencia significativa. De esta forma, empleando estudios estadísticos rigurosos, determinaron que de entre personas de un mismo tipo de sangre había un 48% con diferencias radicales entre sí en su personalidad. Así pues a los individuos estudiados, al preguntárseles si su carácter correspondía a su tipo de sangre, el 96% respondió que sí. Esto indica que hay una fuerte predisposición de las personas a asumir ciertas caracteristicas según su tipo de sangre, de la misma forma que lo hace el horóscopo o la lectura de la mano. Determina funciones de socialización y es una especie de herramienta para predecir el destino y el comportamiento de sí mismo y de los demás, además de proveer alivio y capacidad de decisión cuando se trata de resolver temas complejos en las relaciones interpersonales, dado que provee elementos de juicio cuando éstos carecen o escasean.

Caracteristicas de los tipos de sangre.

O:Es el atlético. Carácter tranquilo, paciente, en control de sus emociones, de gran fortaleza, saludables, buenos en los deportes, autoritarios, celosos, obsesivos.

A:Es el artístico. Meticuloso, reservado, de carácter agradable, lleno de preocupaciones, indeciso, cauto, incombativo,auto sacrificable, pesimista, discreto, inflexible, fastidioso.

B: Es el creativo. Optimista, independiente, de buen corazon, sensible, creativo, cuidadoso, impredecible, ostentoso e indiscreto.

AB:Es el adaptable. Racionales, diplomaticos, organizados, honestos, calculadores.Tipo B al exterior, tipo A a su interior. Muy conservadores, se ofenden con facilidad.

Compatibilidad -sentimental- entre tipos de sangre:

A es más compatible con A y AB
B es más compatible con B y AB
AB es más compatible con AB, B, A, O.
O es más compatible con O y AB